Aun en el silencio Dios actúa

Encontrarse a la espera de una respuesta de Dios, con el deseo de escuchar su voluntad ante una situación o al menos saber si esta de acuerdo con lo que estamos pensando o deseando, es a veces doloroso. Saber y entender la voluntad de Dios en ocasiones no es fácil, todos en momentos pensamos que sería más fácil si tuviéramos una comunicación más directa y clara con Él, podríamos comprender sus propósitos o saber que es lo que quiere hacer en nosotros en el momento que así lo quisiéramos y eso haría todo más sencillo.Algunas otras veces experimentar el silencio de Dios hace dudar, pues es mas fácil desesperarse y pensar que está tardando en responder, que tener en cuenta que Él sabe lo que está haciendo y como lo esta haciendo, sus maneras de actuar son difíciles de comprender para nuestra mente humana, pero algo que tenemos que tener siempre en cuenta es que a pesar de parecer estar en silencio continua actuando.A veces en el silencio Dios actúa,la Biblia menciona algunas veces en las que estuvo en silencio, y a pesar de ello haciendo grandes cosas, una de ellas creo que la más sobresaliente es esta:Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Isaías 53:7¿Qué hacía en esos momentos?, nos daba la prueba de amor mas grande, en silencio hacía ese sacrificio que nadie mas se atrevería a hacer, y aun así estaba actuando a pesar de lo que se dijo de Él por no hablar, por no responder a las agresiones, acusaciones y burlas que recibió, tal vez las personas alrededor de él estaban pensando ¿porqué no habla? ¿Porque no responde o se defiende?, tal vez esperaban que se pusiera de pie y dijera con una actitud altiva “Soy Dios y mírenme estoy actuando”, mas su manera de hacerlo fue distinta, fue en amor, en silencio y con sencillez y muchos dudaron a causa de su silencio, se preguntaban si en verdad sería el Hijo de Dios.Muchas veces en medio de lo difícil de nuestra situación, hacemos lo mismo, desesperamos porque no vemos lo que queremos, nos hace ciegos el dolor de no recibir respuestas y comenzamos a dudar que algo suceda y hasta llegamos a pensar que tal vez Dios simplemente no responderá. Lo cierto es que Dios SIEMPRE responde, a veces de una manera y a veces de otra, de formas inimaginables y en momentos en los que casi hemos perdido la fuerza nos damos cuenta que la respuesta ahí esta.Tal vez Dios ha estado hablando a tu vida y no te has dado cuenta, por estar esperando que salga una voz potente del cielo y de diga lo que quieres escuchar, puede haber muchas cosas que distraen tu atención de lo que él ha tratado de decirte de diferentes maneras o tal vez la duda no te deja escuchar lo que su voz quiere decirte.En el silencio de Dios experimentamos muchas cosas, todo lo que él hace tiene un propósito, en medio del silencio que hoy puedes estar viviendo hay algo que quiere que aprendas, algo mas que tienes que escuchar, algo que te hará crecer en espíritu y en fe, no todos los silencios son por falta de acción, hay vece que lo único que necesitamos es estar atentos a las respuestas de Dios que muchas veces vienen de donde menos las esperamos, en el lugar y en el momento preciso, y justo a tiempo.Que el silencio no sea un motivo de desconcierto para ti, pues esos momentos en los que parece que Dios calla, son para que reflexiones, aprendas a confiar y disfrutes de su paz, sabiendo que todo esta bajo control y que aun en el silencio Dios actúa.

Autora: Maite Leija